Ir al contenido principal

Relación directa entre el desarrollo de las funciones ejecutivas y la capacidad en la comprensión lectora

 

Relación directa entre el desarrollo de las funciones ejecutivas y la capacidad en la comprensión lectora.


Los resultados de las investigaciones, destacan la importancia de las funciones ejecutivas para la comprensión de lectura, los resultados muestran un impacto importante en la decodificación. Y tanto la memoria de trabajo como la planificación contribuyeron de manera única a la comprensión y las habilidades lingüísticas. Además, la memoria de trabajo y el control inhibitorio apoyan la decodificación. Como una implicancia práctica de las investigaciones, los educadores no sólo deben considerar la decodificación y habilidades lingüísticas que los niños y niñas traen al salón de clases, sino también sus funciones ejecutivas (Nouwena, 2021).


La memoria de trabajo mantiene la atención en el texto durante la lectura, lo que permite focalizarla para procesar la información y captar los detalles y las ideas principales. Además, la capacidad de filtrar distracciones y mantener el enfoque en el texto mejora la comprensión global. La memoria de trabajo retiene y procesa la información mientras se lee. Permite mantener en mente los detalles y las conexiones entre las ideas a medida que se avanza en el texto. Una memoria de trabajo eficiente facilita la integración de la información y la comprensión de las relaciones causa-efecto o de la estructura del texto. Aquí el manejo de un buen vocabulario es básico y suele ser el factor limitante en la comprensión lectora y la velocidad de lectura.


La flexibilidad cognitiva permite adaptarse a diferentes tipos de textos, géneros o estilos de escritura. Las funciones ejecutivas ayudan a cambiar la estrategia de lectura, ajustar el ritmo de lectura y emplear enfoques diferentes según las características del texto. Esta habilidad facilita la adaptación a la complejidad y diversidad de los materiales de lectura. También permite la capacidad de reflexionar sobre los propios errores y ajustar las estrategias durante el desarrollo de la lectura. Favorece el monitoreo de la comprensión y la aplicación de estrategias de reparación cuando la comprensión se ve comprometida.


El control inhibitorio es esencial para resistir las distracciones y mantener el enfoque en el texto. Permite evitar que pensamientos o estímulos irrelevantes interfieran con la comprensión. Un buen control inhibitorio también ayuda a suprimir interpretaciones erróneas o prejuicios y a considerar diferentes perspectivas o posibles significados del texto.


Planificar y organizar el proceso de lectura es una habilidad ejecutiva básica. Antes de la lectura, la planificación implica establecer metas, activar conocimientos previos y anticipar el contenido del texto. Durante la lectura, la organización implica estructurar mentalmente la información, identificar las ideas principales y relacionarlas con los detalles. Asegurar el dominio del vocabulario con lecturas “diagonales”. Una planificación y organización adecuadas mejoran la comprensión global y la retención de la información.


Las funciones ejecutivas permiten al lector dirigir su atención, mantener información relevante en la memoria de trabajo, adaptarse a diferentes textos, controlar distracciones, regular su propio proceso de lectura y organizar la información para una comprensión más profunda. Desempeñan un papel crucial en el aprendizaje de la lectura fonológica. Estas habilidades cognitivas permiten al estudiante enfocarse en los sonidos del habla, relacionarlos con las letras y aplicar reglas fonéticas de manera precisa y consciente. Favorecen la comprensión lectora al permitir dirigir la atención, retener y manipular información, adaptarse a diferentes textos, controlar distracciones, reflexionar sobre el propio proceso de lectura y organizar la información para una comprensión más profunda (Denckla, 2010; Berninger, 2018).


¡Qué dicen los expertos!

El mito de la lectura por palabra completa 


Stanislas Dehaene. Neurocientífico cognitivo. Director de la Unidad de Neuroimagen Cognitiva NeuroSpin. Preside el Consejo Científico del Sistema Nacional de Educación Francés. Publicaciones: El cerebro lector, Aprender a leer, El cerebro matemático, La conciencia en el cerebro, En busca de la mente, ¿Cómo aprendemos? y Con ustedes nuestro cerebro.


“Los argumentos que llevaron a la idea falaz de la lectura a través de la palabra completa, han sido refutados por muchas investigaciones, ya no hay duda que los contornos globales de las palabras prácticamente no cumplen un rol en la lectura. No reconocemos las palabras impresas por sus contornos de forma holística, sino porque nuestro cerebro las separa en letras y grafemas. El área del cerebro, la caja de las letras de una palabra ubicada en nuestra corteza témporo occipital izquierda, procesa en paralelo todas las letras de una palabra. Este procesamiento veloz y en paralelo explica probablemente por qué psicológicos muy conocidos y respetados postularon alguna vez teorías de lectura global o “sincrética”. Hoy en día, sabemos que la inmediatez de la lectura es solo ilusión engendrada por la extrema automaticidad de las etapas que las componen, que operan fuera de la percepción consciente”




Comentarios

Entradas populares de este blog

Los mecanismos que subyacen el aprendizaje y la planificación curricular de aula

Los mecanismos que subyacen el aprendizaje y la planificación curricular de aula   César Ruiz de Somocurcio Los aportes que la neurociencia viene dándole a la educación dan una mirada diferente y complementaria a las estrategias que el educador desarrolla para lograr el aprendizaje, es decir este nuevo conocimiento le permite entender cómo funciona el cerebro cuando aprende y le ofrece la oportunidad de innovar y transformar la enseñanza. Por ello, uno de los objetivos en el campo de la Neuroeducación es que el educador comprenda cómo el cerebro aprende para luego lograr una propuesta pedagógica más efectiva y significativa. Por esa razón, se hace imprescindible que el docente conozca y entienda también los mecanismos que subyacen al aprendizaje con el fin de planificar estrategias más apropiadas. El concepto de aprendizaje propuesto por   Campos (2014) “ es un proceso cíclico continuo, que está relacionado con los cambios que ocurren en un individuo a escala neuronal,

¿Cómo funciona nuestro cerebro durante la lectura y la escritura?

El aprendizaje del lenguaje depende de la relación entre los patrones de pronunciación, es decir la relación entre la palabra y su sonido. En la medida en que la palabra escrita tenga diferentes significados según su pronunciación o escritura requerirá un trabajo diferente de parte del cerebro. Por ejemplo la palabra genialidad suena como jenialidad, o gerente suena como jerente o las palabras homófonas (ablando y hablando, baya, valla y vaya) o palabras homógrafas (llama y llama, coma y coma, cobra y cobra, lava y lava, alto y alto). En el cerebro existe lo que se llama el sistema de lectura, este se encuentra localizado en el hemisferio izquierdo y presenta tres partes: una en el lóbulo frontal, otra en la corteza parieto-temporal y otra en el lóbulo temporal. Como sabemos el sistema de lectura se regula dependiendo de la demanda del sistema de escritura, es decir, qué tanto difiere en una lengua la gramática y los sonidos. Esto se ve por ejemplo en el francés y el inglés cuya gramát

¿Cuándo un niño habla como un adulto? ¿Qué es el efecto adopción?

Investigadores de la universidad de Harvard, trabajando con niños inmigrantes de 2 a 5 años que recién aprendían inglés comparados con niños americanos, observaron que en ambos grupos comenzaron hablar cuando ambos alcanzaron el mismo tamaño de vocabulario. Por lo tanto, no depende de la madurez, sino del número de palabras que conoce. La madurez no contribuyó con la adopción del nuevo lenguaje sino en el tiempo que les tomó hacerse del vocabulario necesario. Lo que sugiere que el aprendizaje del lenguaje se da paso a paso y este va del estadio de la primera palabra, que da pie para la segunda y así sucesivamente. El que un niño logre hablar como adulto es un proceso gradual. Por otro lado, los investigadores también sostienen que para que el aprendizaje de un segundo idioma sea tan fluido como el de un nativo existe un periodo crítico durante el desarrollo. Por lo que los adultos inmigrantes que aprenden una segunda lengua rara vez alcanzarán la performance del de un nativo (Scientifc